viernes, 20 de abril de 2018

Crueles









Atada, amordazada y sentada en un charco de su propia sangre. Nadie sabe que Brooklyn Stevens está atrapada en ese frío y húmedo sótano. Nadie puede oír sus gritos.
Riley, Grace y Alexis, sus compañeras de instituto, dicen que quieren salvarla. Creen que está poseída. Y acaban de incorporar a su grupo a Sofía Flores.
Sofía sabe que no debería haberse involucrado, pero ahora ya es demasiado tarde. No puede enfrentarse a sus nuevas amigas... a menos que quiera ser su siguiente víctima. 

La verdas es que teníamos serias dudas sobre si leer esta novela o no, pero hemos oído muy buenas críticas de ella, y queríamos darle una oportunidad. Pero no ha cumplido con las expectativas que teníamos puestas en ella, o al menos no todas.



La verdad es que la historia empieza muy bien, Sofía es nueva en un instituto, tiene que hacer amigas, y digamos que se aferra al primer grupo que la trata medianamente bien. Hasta el punto de que se deja bautizar por ellas en el baño del instituto. Este es el primer punto que le vemos malo a la novela, ¿de verdad te vas a dejar "bautizar" por tres chicas a las que acabas de conocer en el baño de tu instituto? Sobre todo, cuando se ve que te han estado siguiendo y han cerrado la puerta del baño con pestillo.

Lo mejor de todo, es que en el proceso de bautismo casi la ahoga, pero ella sigue siendo tan amiga. ¡Qué más da que estuvieran a punto de matarte! Y todo empeora cuando llegan esas escenas del sótano. Hay un momento que nos ha hecho mucha gracia, en el que se le corta una falange a la víctima, y la mejor manera para cortar la hemorragia del muñón es colocar dos tiritas sobre él. A ver, ya sabemos que es una historia ficticia, pero en los toques de "realismo" dadle realismo a todo.

Desde nuestro punto de vista, la historia mejora hacia el final, donde se descubre todo el pastel y sabemos quién es quién y quién a hecho qué. Aún así, no es un libro que entre de nuestros favoritos, y tampoco sabemos si le vamos a dar una oportunidad a sus secuelas. Quizá si, quizá no. Depende del ánimo que tengamos cuando salgan publicadas en España.

1 comentario:

  1. Buenas,
    vi el libro en muchos sitios como blogs e instagrams y es precioso por fuera. No lo he leído aunque le tengo muchas ganas y tiene pintaza...¡Nos leemos!
    Pau Always

    ResponderEliminar