miércoles, 6 de diciembre de 2017

La Carcoma


Un escritor en horas bajas es incapaz de escribir nada decente. El éxito comercial de su última novela parece haberle arrastrado hasta un bucle de inseguridad que lo mantiene bloqueado ante la página en blanco. Se obliga a tomar unas vacaciones y aislarse durante un tiempo en la Sierra de Cádiz, un retiro espiritual donde olvidarse de la presión de la editorial, de las facturas sin pagar y de las llamadas telefónicas constantes. Con el paso de los días descubre que, en la cabaña donde se aloja, aparece un nuevo número pintado en la pared cada mañana. Una cuenta atrás sin explicación aparente que termina sumiéndolo en la mayor de las obsesiones. Es probable que su vida corra peligro y el tiempo apremia. Los números no perdonan. Una crisis creativa, un cambio de escena, sucesos misteriosos, muerte, amor y reconciliación con uno mismo. 

Antes de comenzar a hablaros de esta novela, nos gustaría dar las gracias a la Editorial Versátil por su colaboración con el blog. Aunque por la portada y el título del libro nos esperábamos algo completamente diferente, esta novela nos ha sorprendido muy gratamente, y ponemos a Daniel Fopiani como otro de los escritores españoles a seguir de cerca.



En esta novela nos encontramos a Ramsés, un escritor con el agua hasta el cuello, comprometido con una editorial desde hace dos años para escribir la que sería su tercera novela, y de la que no es capaz de sacar ni la primera frase. Encontrándose en una situación muy delicada debido a la falta de ingresos y a que la editorial lo está amenazando con denunciarlo por incumplimiento de contrato.

Cuando decide irse de "retiro espiritual" para conseguir la inspiración necesaria para hacer su trabajo, comienzan a suceder unos hechos un tanto extraños. Entre ellos, y prácticamente los más importantes, que la casa en la que se aloja aparece un número diferente cada día, una cuenta atrás que no sabremos lo que significa hasta que nos adentremos en la historia.

Ya nos advirtieron que los lugareños no eran muy amigables ni muy abiertos a los forasteros, pero tanto como para gastar este tipo de broma de mal gusto... Así que Ramsés hace todo lo posible por ponerle solución a la macabra situación en la que se encuentra.

El personaje de nuestro protagonista nos ha gustado mucho. Creemos que está muy bien trabajado, incluso desde su pasado (para descubrirlo tenéis que adentraros en las páginas del libro), siendo congruente con su manera de ser y fiel a sí mismo, a pesar de la situación que lo rodea.

Daniel consigue mantener la intriga casi hasta el final, aunque a lo largo de las páginas vamos a ir desarrollando diversas teorías, que pueden acercarse más o menos a la realidad. Aunque tengo que confesar que el último capítulo del libro nos ha provocado un cortocircuito en nuestras sinapsis neuronales, pero ha conseguido que el autor se convierta en uno de nuestros favoritos del misterio y suspense.

1 comentario:

  1. Holaaa
    Uff, este libro es completamente para mi. Me lo pillo estas Navidades, que pintaza :D
    Un besito

    ResponderEliminar