viernes, 1 de diciembre de 2017

El sueño de una noche de verano







Durante la noche del primero de mayo, que Shakespeare funde con la celebración pagana del solsticio de verano, unos jóvenes enamorados se internan en el bosque de Atenas huyendo de la autoridad patriarcal. Allí, en los dominios de Titania y Oberón, reyes de las hadas, son víctimas de las travesuras de un duende burlón llamado Puck. En el camino de Puck también se cruzarán unos actores aficionados muy poco duchos en el arte teatral que se han propuesto llevar a cabo un audaz propósito: representar la tragedia de Píramo y Tisbe en las bodas de los duques de Atenas, Hipólito y Teseo. 


Gracias a la colaboración con Vicens Vives hemos podido volver a leer esta obra de teatro (la leímos hace unos 15 años por primera vez), que nos ha gustado tanto como aquella primera vez que la hemos leído.



Si conocéis la obra, sabéis que Hermia y Lisandro planean fugarse de Atenas para poder casarse y vivir juntos en secreto, con la mala pata de que pasan la noche en el bosque, dejando que Puck haga de las suyas, con la ayuda de Oberón, de manera que nos vamos a encontrar con una situaciones tan absurdas como divertidas, o desesperantes si hablamos de otros miembros del reparto.

Es una obra que nos gusta leer de vez en cuando, o volver a ver la película, ya que William Shakespeare es uno de nuestros autores clásicos favoritos, aunque si tengo que quedarme con una obra suya... creo que tendríamos que escoger entre Macbeth y Hamlet.

Aún así, esta obra nos trae muy buenos recuerdos, siendo nuestro personaje favorito Teseo. Habéis leído El sueño de una noche de verano? Opináis lo mismo que nosotros?

2 comentarios:

  1. Para mi de las mejroes del autor jajajajajajaja recuerdo que la he leído varias veces y siempre siempre termino sonriendo.
    Un bes❤te

    ResponderEliminar
  2. Holaa
    La portada es maravillosa :D
    No he leído la historia pero le tengo muchas ganas a este clásico^^
    Un besito =)

    ResponderEliminar