miércoles, 6 de septiembre de 2017

Arena Negra





En una Europa sumida en la miseria que ha recobrado tradiciones clásicas como la lucha de gladiadores, Faith ha superado su entrenamiento en la escuela panista y está empezando a despuntar por ser una de las pocas mujeres que sobreviven en un deporte dominado por hombres.
Cuando la Federación la invita a participar en el famoso Torneo Crush, donde todos los combates se celebran a muerte, ella acepta con un único objetivo: sumar victorias para retornar a Asia y, así, vengarse del hombre que destruyó su vida.


Cierto es que llevábamos mucho tiempo esperando poder leer la segunda parte de esta biología escrita por Gema Bonnín, y eso ha sido posible gracias a mi amiga invisible del Club de Lectura Lectores Empedernidos.



Todos los  que conocéis a Faith, sabéis perfectamente por lo que ha tenido que pasar durante el primer libro, y os podéis imaginar, más o menos, lo que le espera en este segundo. Solo que aquí, nos encontramos con una Faith mucho más motivada para conseguir los objetivos que se ha propuesto hace tiempo, y que solo introduciéndoos en sus páginas podréis saber si lo consigue o no.

Esta segunda parte está llena de acción ya que en ningún momento la autora relaja la historia para darnos un respiro, de manera que cuando acabamos un capítulo y queremos descansar un poco de leerlo... nos encontramos con que el final de ese capítulo necesita una explicación, de manera que empezamos el siguiente y... bueno, que nos acabamos el libro muy pronto.

En esta segunda parte, todos los personajes secundarios tienen un papel muy importante, ya que son los que van a motivar (o cabrear) a Faith, de manera que ella va a ir actuando en consecuencia, según lo que se va encontrando. E incluso, van a aparecer algunos personajes que en ningún momento nos esperábamos, pero que de alguna manera también tienen importancia durante toda la trama.

El final... a nosotros nos ha gustado mucho la manera en la que se desarrolla, aunque podemos entender que de alguna manera pueda haber algún detractor. Sentimos no poder ser más explícitos, pero es que sería un spoiler monumental. Pero podemos entender que algún lector podría pensar que actuaría de manera diferente ante cierta situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario