martes, 25 de agosto de 2020

El barquero de almas




Dylan ha escapado ilesa de un horrible accidente ferroviario. Pero, en realidad, no es así.
El paisaje sombrío que la rodea no es Escocia. Es un páramo donde merodean espectros en busca de almas humanas. Y el extraño que está esperándola no es un chico común y corriente. Tristan es un barquero, cuya tarea consiste en transportar su alma al más allá, un viaje que ya ha hecho miles de veces.
Pero esta vez hay algo diferente.
Indecisa entre el amor y el destino, Dylan comprende que no puede separarse de Tristan, pero tampoco puede quedarse con él. Tarde o temprano, inevitablemente, los espectros capturarían su alma y ella se perdería para siempre.
¿Podrá el verdadero amor vencer los límites de la muerte?

El barquero de almas fue la lectura conjunta escogida en el club de lectura Stranger fluzos para el mes de julio y la verdad es que nos ha entretenido mucho. Habíamos leído varias reseñas de este libro con opiniones tan dispares que hemos decidido empezar a leerlo con las menores expectativas posibles.



En la primera parte del libro se nos presenta a Dylan, una joven "inadaptada", que no es aceptada en el instituto, con los padres divorciados (de hecho, al padre ni lo conoce), y cuya madre es bastante sobreprotectora. Pero su vida va a cambiar de un momento al otro el fin de semana que, por fin, va a viajar a Escocia para conocer a su padre.

Pero sus planes se tuercen en el momento en el que el tren sufre un accidente, y se encuentra en un páramo bastante extraño y desconocido. Y es a partir de este punto en el que empieza la historia. Dylan conoce a Tristan, el cual no puede revelar su identidad de buenas a primeras, porque uno de los aspectos de su trabajo es que las personas se vayan dando cuenta por sí mismas de en qué situación se encuentran.

El personaje de Dylan nos ha gustado mucho, ya que es un personaje bastante versátil (y tozudo), que ha ido evolucionando poco a poco a lo largo de las páginas del libro y, cuando encuentra su objetivo, va a intentar hacer todo lo necesario para conseguirlo.

Tristan, en cambio, es un personaje mucho más comedido y precavido que, a pesar de tener muchas ganas de seguir adelante con el plan de Dylan, va a estar sumergido en un mar de dudas que van a conseguir que queramos hablar con él personalmente...

En definitiva, es un libro muy entretenido, del que se espera una segunda parte y la cual estamos deseando poder leer ya que, aunque no se ha convertido en nuestro libro favorito, si estamos intrigados con lo que puede pasar en el futuro de nuestros jóvenes protagonistas.

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    ¡Qué buena reseña! Este libro es uno que tengo muchas ganas de leer, pero creo que me esperaré a que salgan más entregas de la saga para así no quedarme con las ansias.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!

    Pues al principio me llamaba mucho la atención este libro, por estar ambientado en la historia de Caronte, pero empecé a leer reseñas bastante reguleras (sobre todo por la actitud de los dos protagonistas) y ya se me quitaron las ganas, la verdad.
    Quizá más adelante... no sé... .

    besos!

    ResponderEliminar