martes, 11 de agosto de 2020

Amy y Roger






Para encontrar el verdadero camino, a veces tienes que perderte...
Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decidido mudarse al otro extremo de los Estados Unidos, y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y carga con sus propios problemas.
A medida que avanza, ambos descubrirán que las personas que menos esperas pueden convertirse en las más importantes y que a veces es necesario dar algunos rodeos para llegar a casa. 

Hacía mucho tiempo que este libro nos había llamado la atención, y la verdad es que por unas razones (excusas)  u otras, no nos lanzábamos a leerlo. Pero ahora hemos cumplido el objetivo, y la verdad es que se ha convertido en "un libro más".



El personaje de Amy nos ha gustado mucho. Es un personaje que ha pasado por una situación muy traumática y este viaje se convertirá en el proceso de duelo que necesita superar. Nos ha gustado mucho su evolución, ya que se ve claramente en cada momento en qué fase está.

En cuanto a Roger, su compañero de viaje al que en la sinopsis parece que quieren presentar con unos problemas de la misma gravedad que los de Amy. Nada más lejos de la realidad. Al principio del libro nos comentan que sus padres están separados, pero a este problema no se le hace mención prácticamente durante la trama y el principal problema de Roger es otro (no os lo contamos por aquí porque sería spoiler), pero en ningún momento es comparable.

Aún a pesar de ésto, el tándem Amy y Roger nos ha convencido bastante y hemos disfrutado de la lectura, pero sin llegar a convertirse en nuestro libro favorito.

Teniendo en cuenta que nosotros hacemos roadtrip una vez al año, pues también nos ha recordado a nuestros viajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario