viernes, 15 de mayo de 2020

A contrarreloj


Andrea no puede organizar una boda. Su pequeña agencia de representantes deportivos está a punto de hacerse un hueco entre las grandes, y necesita concentrar todas sus energías en evitar que la competencia se quede parte de sus clientes. Pero se trata de su mejor amiga...
Luc no quiere organizar una boda. Tiene una cartera llena de superestrellas que requieren toda su atención, y hay una nueva rival en el horizonte a la que debe aplastar antes de que se convierta en una amenaza para su negocio. Pero se trata de su hermano pequeño...
Una alianza temporal es lo único que puede evitar el desastre. Conseguir la ermita, reservar el restaurante, elegir las flores y comprar el vestido debería ser pan comido para ellos. Sin embargo, los preparativos se convertirán en una carrera contrarreloj para la que sólo se acepta una apuesta: ¿quién será el primero en perder el corazón?

Hacía mucho tiempo que teníamos A Contrarreloj en nuestra lista de pendientes, pero no teníamos ganas de leerla hasta ahora, que nos apetecía una novela romántica y fresca para salir de un bloqueo lector, y la verdad es que nos ha ayudado mucho.


Aunque no es una novela que vaya a pasar a ser una de nuestras favoritas, sí es cierto que nos ha entretenido mucho, aunque hay cosas que nos han chirriado un poco.

Uno de los temas que menos nos han gustado ha sido todo lo relacionado con la organización de la boda. Sí, ya sabemos que el libro trata de eso, pero a nosotros las bodas nos dan un poco de pereza, aunque respetamos que cada pareja la celebre a su gusto (en la nuestra fuimos por el juzgado y con sólo ocho invitados).

Otro de los aspectos que no nos ha convencido al principio (luego mejora) es Luc. No nos convence que esté normalizado que un chico al que le gusta una chica, se comporte como un auténtico cretino para conquistarla, y eso, por desgracia, se ve mucho últimamente en la novela romántica, pero eso cada vez leemos menos libros del género.

A pesar de estos dos aspectos que no nos han convencido, esta historia nos ha entretenido mucho. Andrea e Irene nos han parecido un tándem genial. La abuela de Andrea nos ha recordado mucho a las nuestras y Marc nos ha parecido un encanto.

Nos parece una novela genial para salir de un bloqueo lector o para leer entre novelas más densas.

3 comentarios:

  1. Es curioso porque a mí, cuando la leí, me gustó muchísimo. Me pareció una comedia romántica muy divertida y simpática, muy bien escrita y muy recomendable. Es una pena que hayáis tenido tantos peros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola!!

    Pues la verdad es que creo que no es un libro para mí. Entre que todo el tema bodas me aburre demasiado y que tampoco me gusta que los protagonistas masculinos sean unos crétinos...
    Me gusta la romántica, pero no de este modo, la vedad

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Buena reseña, no conocía al libro. Sin embargo, el género romántico no es el mío, así que lo voy a dejar pasar.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar